Eloy Vázquez Coupland: “Las redes sociales nos transportan a un estado de conciencia inducida o influenciable”

Eloy Vázquez Coupland

En esta breve entrevista el sociólogo peruano Eloy Vázquez Coupland lejos de crear una descripción pesimista sobre el fenómeno que representan las redes sociales electrónicas, explica sobre la interacción virtual y genera mirada prospectiva.

PREGUNTA. Hay quienes piensan que el activismo virtual no lleva nada, que no produce cambios radicales ¿Qué podemos esperar de las redes dentro de la esfera político-social?

RESPUESTA. Actualmente vemos que muchas manifestaciones y movimientos sociales están siendo dirigidas por medio de las redes sociales, de esto no hay duda. Estas redes se están ocupando de crear una esfera pública en un territorio inmaterial, fuera del alcance natural-animal, es decir que se apela a las ideas y abstracciones, la gente presenta sus posiciones y las defienden con una agresividad; misma que sí estuviera tomando forma en el plano físico sería de una violencia extraordinaria.

Las restricciones naturales con las que se presentan estas ideas también superan al lenguaje común, una simple fotografía o caricatura de algún actor político pueden ser reveladoras para crear una opinión pública sobre él.

Y definitivamente el activismo en estos medios se extiende a la realidad, los ejemplos son muchos, se pueden originar tanto movimientos violentos como eventos muy bien definidos de reunión popular o de votación consciente, se une mucha gente bajo una misma causa y se traduce en una acción.

Individualmente nos gustaría manipular la opinión pública por medio de las redes para general acciones bien definidas unilateralmente, pero así no funciona, para que una persona sea detonante de una acción colectiva debe conectar, no es posible levantar de una sola punta la opinión de una red, es necesario una opinión compartida que haya estado circulando por la mente de una pluralidad y lo más común es que ya haya sido expresada con anterioridad o algunas opiniones similares.

Tampoco hay que enfatizar desproporcionalmente la importancia de las redes, ya que no tienen una categoría autónoma, las redes no mueven a la gente, eso es muy importante entenderlo, la gente que esté convencida con una idea hará por materializar su descontento o apoyo que da por medio de las redes.

P. Dentro del funcionamiento de estas redes ¿Hay alguna condición preexistente que afecte las relaciones humanas en alguna dirección? O detrás de las redes sólo hay rostros humanos.

R. Son dos tipos de visión, una es sobre quienes piensan que el diseño de estas redes puede doblar la opinión pública, en cierta medida aunque sea una arena virtual también tiene sus restricciones o reglas, no existe la libertad total, para toda estructura de comunicación debe haber limitantes preestablecidas, y las limitantes que vemos en redes como facebook, twitter y tantas más son cada día menores. Es decir que cada vez se pueden hacer más cosas a través de estas plataformas.

La otra visión es sobre la deshumanización de las relaciones humanas, a mi parecer es exactamente lo contrario lo que está pasando. El ser humano se define en un ser racional pero acarrea un cuerpo físico con instintos y lenguajes pre constituidos, un bagaje evolutivo inmenso. Cuando le quitamos la limitante del espacio físico y metemos las opiniones en este interconector nos estamos separando lo más que podemos de nuestras necesidades básicas para poder entrar en el mundo virtual.

Todo lo que vemos en las redes son datos bien definidos (incluso perdiéndonos en la información que fluye, pero al mismo tiempo enviando información a este mismo torrente). Muchas veces esta misma información no tiene sentido lógico a primera vista, y su significado se encuentra escondido detrás de una intencionalidad precisada entre ciertos actores, lo que puede motivar a nuevas interpretaciones, nuevas dinámicas y expresiones acuñadas de manera accidental. Entonces mientras todos los emisores buscan dar un mensaje concreto, la multiconexión de las redes crea un sinfín de posibilidades de interpretación, el control de la ideología o pretensión de control (ya sea gubernamental, corporativo, etc.) siempre será desviada de su intención primigenia.

La existencia la conocemos en los planos espacio-tiempo, pero ahora ambos planos los hemos reducido al mínimo en la interacción social colectiva, es una revolución social de proporciones inimaginables. El cambio debe estar presente, pero como es un fenómeno en proceso aun estamos observándolo y estudiando.

P. ¿Qué podemos esperar de las redes sociales? De ellas podemos esperar lo mismo que de la humanidad, ya son un material indisoluble, se han vuelto una necesidad.

R. De la humanidad estamos en un proceso de autosabotaje o de redención, yo lo considero en cierto modo como un nuevo “pecado original”, ya que en 30 años los daños no sólo del planeta sino de la interacción social serán irreversiblemente dañinos para nuestros descendientes.

Por eso le denomino “pecado original” porque nuestros nietos vivirán siendo castigados por nuestras acciones (en la manera en que se están tomando actualmente), y nuestras acciones de hoy son tomadas con consciencia, tenemos los conocimientos y las herramientas para proteger el ambiente, para educar a toda la sociedad y para crear un sistema de distribución de riqueza equitativa, pero no lo hacemos.

La redes son las que nos han habilitado una consciencia colectiva que puede ayudarnos a tomar acción en una u otra dirección, hacia el vacío de un acantilado o hacia la colina, es un punto de no retorno.

La lucha por tomar una decisión siempre empezará en la individualidad, y las redes sociales nos transportan a un estado de conciencia inducida o influenciable, nos podemos dejar llevar por el caudal de información que nos distraiga de los problemas o inducirnos a ser proactivos desde la condición social o política, el cambio se hace con un simple giro de interés, de curiosidad.

Y de esté mismo modo la sociedad moldea a la red, llámese facebook o twitter, nuestra propia conciencia individual la estamos colgando en estas plataformas, nuestra identidad, desde ahí podemos entender la trayectoria de la acción colectiva y modificarla; levantar una de las miles y millones de puntas de la red.

Ahora los saludos y felicitaciones por las redes se vuelven de mayor importancia que los físicos ¿porqué? Porque se hacen frente a la esfera pública, se crea un vinculo que se quiere sea reconocido por la sociedad. Se puede decir que las redes han mejorado la interacción ya que la vuelve visible para la colectividad. Las ideas superan a las acciones pero no desaparecen a estas últimas, las redes hacen que las acciones (sobre todo colectivas) se dirijan con mayor precisión a un interés común.

De este mismo modo las redes serán indispensables para posicionar los temas sociales por encima del entretenimiento u otras ciencias, hoy hace falta darle reflectores a las ciencias sociales, no hay modo de adelantarse al inminente descalabro humano más que dándole más inteligencia a nuestras acciones como especie. Las nuevas tecnologías pueden esperar, pero la humanidad no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s