Abuxapqui ¿Y en qué momento habrá que regresar el trenecito?

TREN

Personalmente no le tengo gran apreció al tan promocionado tren del zoológico de Payo Obispo, y a las nuevas generaciones les agrada pero no les apasiona, sin embargo, para muchos chetumaleños este tren representa inmensa nostalgia y su propia identidad; se trata de la simbolización de la infancia de un sinfín de conciudadanos.

Abuxapqui capitalizó su inversión en el trenecito, lo presentó y lo presumió por toda la ciudad como parte de una rememoración de los años “inocentes” de la capital. Pero como todos sabemos (y aceptamos tácitamente en gran medida) la corrupción en que se vive hoy en día se lleva hasta el tuétano.

En algunos medios periodísticos, en redes sociales y en boca de todos, circula la versión de que el tren que trajo el Ayuntamiento de Othón P. Blanco no se compró sino que solamente se rentó (lo contrario a la versión oficial).

Pero ¿Cuándo terminará el arrendamiento del tren? ¿Cuándo saldrá el presidente municipal, el cabildo o algún responsable para declarar oficialmente sobre los términos de este negocio? Como es común, nos tratan como ciudadanos de “tercera” no somos dignos de entender o de que se nos expliqué el funcionamiento de la administración pública, no hay fecha para una rendición de cuentas clara.

Y hay que preguntarnos por los políticos nuevamente, Abuxapqui seguía en buen ánimo de los ciudadanos a pesar de su conocida corrupción, porque (en México y en Quintana Roo) aun pueden triunfar los políticos que roban poquito y que engañan poquito (eso sólo en apariencia). Como si ellos fueran iluminados  para ser los únicos capaces para trabajar en la administración pública (con tantísimos jóvenes honrados buscando una oportunidad profesional).

Tampoco puede ser esta una cortina de humo para quitarles la vista a los ladrones más mezquinos de la historia de Quintana Roo Félix-Borge, porque el trenecito es una miseria comparado (económicamente) con el tamaño de la malversación de fondos en el gobierno estatal (poder legislativo y judicial). Además, hay que recordar que la entrega del trenecito se anunció como una acción conjunta entre el gobierno estatal y municipal, por lo que en el engaño Borge nuevamente sería cómplice (al parecer su corrupción no tiene límite, y habrá que esperar que tanto estuvo involucrado).

http://lapancartadequintanaroo.com.mx/estado/tiene-nuevo-trenecito-el-zoologico-payo-obispo/

La democracia es un régimen en construcción, recordemos la vieja fórmula de Norbeto Bobbio, el “poder” de A es igual a la “no libertad” de B, y la “libertad” del B es igual al “no poder” de A. Mientras que los políticos estén obligados a rendir cuentas tendrán menos poder, y en la política de “casa” hay que seguir pidiendo por los asuntos más cercanos; el tema del trenecito no puede tener vuelta atrás, así que la declaración oficial tendrá que darse con todas las explicaciones correspondientes.

Recordemos que Quintana Roo es de los pocos estados del país en donde los ciudadanos nos consideramos “no libres” de acuerdo al último índice de desarrollo democrático en 2014 (IDD-Mex), la actual coyuntura puede transformar esta percepción si se pide lo justo a las autoridades.

Gracias a los lectores que le dan vida a este pequeño espacio de opinión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s