El futuro de Raymundo King.

raymundo-regisdipus-640x330

 

Los días de Raymundo King al frente del PRI estatal deben estar contados, cual triste gusano ha sido aplastado por la ciudadanía en estas elecciones, bajo su responsabilidad quedaba obtener la gubernatura a cualquier costo (cosa que se tomó muy a pecho porqué de verdad que tiraron la casa por la ventana), como segundo objetivo, se debía ganar todo lo demás (carro completo), cosa que tampoco se logró.

¿Entonces que le queda Ray? ¿Se aferrará a la presidencia del PRI estatal? Es posible que él quiera  mantenerse en ese encargo, si lo logra habrá que dudar de las facultades mentales de los demás priístas, mantener a semejante personaje apestado públicamente por su falta de credibilidad sería sepultar al partido en las siguientes elecciones.

Es verdad que ha sido considerado en cierta forma un “alquimista” electoral, y sus estrategias tan burdas, silvestres y corruptas son efectivas, y es que comprar a los partidos de oposición con carretadas de dinero, así como a los medios de comunicación es buen negocio cuando él mismo va a recibir una cantidad superior, es decir, parece más una organización criminal que un partido político con él al frente. Además, ahora sin un gobernador priísta ¿de dónde piensa sacar el dinero que acostumbra dilapidar para comprar a todo el mundo?

Ahora, en sus últimas declaraciones dice que el PRI sigue siendo la fuerza política más fuerte del estado, y es verdad que ganaron más posiciones que cualquier otro partido político, pero se le olvida lo qué ha ocurrido en los estados que han tenido alternancia partidista, según las experiencias nacionales recopiladas en el libro “El federalismo electoral en México” coordinado por Jacqueline Peschard, en el país quienes han controlado y controlan los poderes estatales son precisamente los gobernadores, aunque los congresos y/o municipios sean de la mayoría partidista que sean.

Ray va a su curul en el congreso local, habrá que esperar cuanto tiempo pasa antes de que llame “jefe” a Carlos Joaquín -a quien hasta la semana pasada no lo bajaba de ladrón, traidor y un sinfín de cosas más-, volverá a arrastrase cual gusano para seguir jugando a la política en los dos años que le quedan, después no tendrá espacio.

Esperemos que en el PRI estatal tengan una autocrítica mínima y se decidan por elegir un presidente estatal que deje las viejas prácticas y vicios que operaron en los últimos sexenios. Ahora no habrá línea de Borge o Félix (¿a menos que esté último quiera sacar la cartera?).

¿Quién será el nuevo presidente del PRI en el estado? El primero que levante la mano tendrá ventaja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s