La no-ciudad y la sombra de Aguilar Camín.

Ciudad_con_Corazon-logo-E15CC183F1-seeklogo.com

Carta abierta para Aguilar Camín.

Esta semana usted publicó unas cuantas crónicas con el escenario central de la no-ciudad. Cada una escrita con la destreza esperada; a manera de fragmentos anecdóticos, algunos desempolvados de su memoria y otros tan frescos que aun se les podrá encontrar como estampas de la cotidianidad en ese destino.

La no-ciudad es una capital caribeña, y a manera de analogía con las teorías del espacio social de los sociólogos Lefebvre y David Harvey, creo que es mejor considerarle un no-lugar, una no-ciudad, porque con seguridad quien lea estas líneas no recordará el nombre de la capital, y quienes si le conocen por lo regular le desprecian. Jamás he escuchado el orgullo de alguien por visitarle, los turistas parecen huirle, y la simpleza parece ser la tónica general. No se trata de que no sea especial, simplemente he llegado a la conclusión de que no se cree que sea especial.

Aun así, hay millones de no-lugares en el país, pero este especialmente parece detenido en el tiempo, con una cadencia de pueblo en plena urbe del siglo XXI. Un merito sobresaliente, despreciado por muchos y estimado por unos cuantos.

Es un molde social, quienes le habitan le dan ese carisma y personalidad, lo pintoresco no evita que sea relegado, y no hay duda de que la posmodernidad nos invita a pensar con un ritmo acelerado, con la mente puesta en el día siguiente, mientras que en la no-ciudad se cuentan las horas con paciencia, se toma un día a la vez y a veces parece que la humedad caribeña no deja avanzar al tiempo.

Lo vi a usted en la no-ciudad, no lo saludé por no importunarlo entre su convivencia familiar, pero ahora que leí sus columnas de esta semana no puedo evitar tomarme un momento para escribirle y recordarle que en alguna ocasión le invité a escribir sobre Quintana Roo, a dedicarle un número entero de la revista “nexos” al estado, y es que veo esa acción como una labor social, dedicar reflectores a los espacios que valen la pena, y más cuando nos debemos a esos rumbos.

Leí que usted escribió en una de sus columnas: “corrupción” y lo repitió un par de veces, como si tuviera para la continuación de esas palabras un desenlace ya planeado, una idea que no dejó salir, pero no hubo más de parte de su hábil pluma. Corrupción para todo México me imagino ¿pero aquí?

Como en la mayoría de los estados la situación es similar, Gibson en Estados Unidos, Behren en Brasil, Gervasoni en Argentina y usted así como otros pensadores mexicanos en México, el “autoritarismo sub-nacional” o “régimen sub-nacional poco democrático” o “feuderalismo”, estamos viendo las grietas más oscuras del proceso de democratización en Latinoamérica, localizando los abusos autoritarios desde los esquemas regionales y locales; se ha convertido el avance democrático republicano en un retroceso autoritario de habituación enraizado; problema complejo.

Así como a nivel nacional, en Quintana Roo ver la pobreza cimbra hasta los huesos, y hoy la pobreza es generalizada así como la corrupción y abuso de la autoridad son escandalosos.

Le quiero pedir que en su revista levante la mano por la entidad, la crítica sólo puede hacer responsable a la sociedad de lo que no está funcionando bien. Como en el plano personal con las mentiras, con la corrupción al paso del tiempo se va enredando más el problema, por eso la crítica y la autocrítica son las mejores formas de enmendar tal situación.

Pienso que resolver los mayores problemas del país es devolviendo los reflectores a lo local, despertar el respeto por la sociedad en lo local, recobrar los principios para la conciencia de los hilos asociativos más cercanos.

Que usted hable por la no-ciudad, la hace visible, la hace viva fuera de su propia cognición, le da un nombre por detrás de las anécdotas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s