El éxito de los candidatos independientes en México.

aaaSINVOTO

Me sé del todo indigno de opinar en materia política, pero tal vez me sea perdonado añadir que descreo de la democracia, ese curioso abuso de la estadística.
J. L. B.

Los candidatos independientes que ganaron en las elecciones pasadas se pueden contar con los dedos de las manos, son una minoría estadísticamente imperceptible entre la inmensa mayoría de políticos partidistas. Y eso dio pie a que se alzaran voces de descredito en contra de la reforma que abrió la puerta a las candidaturas independientes; tachándolas prejuiciosamente como un fracaso.
El éxito o fracaso de esta institución democrática no se puede medir en votos, porque los votos no redactan leyes, los votos no gobiernan. En estos tiempos, las elecciones pocas veces generan un vínculo de los actores políticos con los ciudadanos, sino que los partidos políticos se han convertido en “costosas oligarquías colocadas de manera estable en las instituciones representativas… expuestas a la corrupción y a los negocios sucios “ (Ferrajoli, 2008, p. 58).
De esta manera, los políticos sin partido se han convertido en una opción para tener un renovado control social dentro del sistema político, ya que no responden a los intereses oligárquicos, y por lo tanto las candidaturas independientes pueden ser uno de los mecanismos más eficaces de representación política en México.

Desde la perspectiva de Karl Popper (2010), la problemática de la representatividad en los sistemas democráticos debe reemplazar la pregunta: “¿Quien debe gobernar?” con: “¿En qué forma podemos organizar las instituciones políticas a fin de que los gobernantes malos o incapaces no puedan ocasionar demasiado daño?” (p. 125), y para responder esto, en un sistema político completamente partidista -como el mexicano- la integración de actores independientes como contrapeso de los intereses cupulares se presenta como una poderosa herramienta para frenar a los malos gobernantes; de mantener una visión representativa desde diferentes trincheras.
Y aunque la imagen mediática de los candidatos independientes ha sido el llamado “Bronco” quien ahora es Gobernador de Nuevo León. La muestra categórica que asegura el éxito de las candidaturas independientes en México ha llegado desde las propuestas del joven legislador jalisciense Pedro Kumamoto y el legislador federal Manuel Clouthier, quienes con la iniciativa denominada “sin voto no hay dinero” están enarbolando una posición lógica, y que si es aprobada, pondrá contra la pared a los partidos políticos obligándolos a buscar bases sociales para que sigan gozando del presupuesto público.
Aparte de los beneficios sistémicos de esta propuesta legislativa, y para quienes piensan en términos monetarios, es meritorio señalar que de aprobarse esta iniciativa se ahorrará más del 2,300 millones de pesos que se gastan en el presupuesto anual de los partidos políticos.
Es decir, que para los ilusos que aun piensan que la reforma que creó las candidaturas independientes fue un fracaso, abría que decirles que esa reforma no costó un solo peso, y que gracias a los candidatos independientes que llegaron a puestos políticos se podrían ahorra en el país 2,700 millones de pesos anuales.
Es tan gran la diferencia, que el éxito de las candidaturas independientes podría ser redondo, aunque no sean aplanadoras electorales, aunque no sean la regla sino la excepción en la política mexicana. Habría que considerar el peso de los políticos independientes en oro.
A manera de contexto internacional y conclusión.
Desde una perspectiva general desde la teoría y la evidencia empírica, las candidaturas independientes como institución política son sólo un apéndice de un sistema electoral (lato sensu) de la democracia moderna (entendida en sus dimensiones: procedimental y sustantiva), por lo tanto no pueden entenderse como ajenas a toda esta gran concepción, es decir que son parte de un engranaje en el que se dan cabida los partidos políticos, los ciudadanos como sujetos activos en la votación, la rendición de cuentas por parte de los poderes constituidos, etc. todos estos amplios componentes deben hacer funcionar una democracia participativa. De esta forma tenemos los ejemplos de Gran Bretaña, Chile, Australia, Estados Unidos, etc. en estos países se han adoptado a las candidaturas independientes; y estás tienen un papel menor pero considerable, tomando en cuenta que algunas de sus mayores ventajas son las de: ampliar el debate público (llevarlo lejos del estatismo oficialista de los partidos grandes) y crear un dialogo más fluido con los ciudadanos.
Las candidaturas independientes han demostrado ser funcionales (no obstante humildes en sus resultados electorales) para la democracia moderna con claros algunos ejemplos internacionales, y en México han sido ejemplares, hasta al momento han sido un quiebre en el imaginario social mexicano y un verdadero monolito moral; han oxigenado un sistema político que estaba casi completamente contaminado.
Brancati, D. (2008).

 

“Winning Alone: The Electoral Fate of Independent Candidates Worldwide”. The Journal of Politics, 70, (3), pp. 648–662.
Ehin, P., Madise, Ü.,Solvak, M., Taagepra, R., Vassil, K. y Vinkel, P. (2013). Independent Candidates in National and European Elections. European Union: European Parlament.

Ferrajoli, L. (2008). Poderes salvajes. La crisis de la democracia constitucional. Madrid: editorial Minima Trotta.
Popper, K. (2010). La sociedad abierta y sus enemigos. México: editorial paidós.
Reynoso, D. (2010) “Estudio comparado sobre la libre postulación y la candidaturas independientes en América Latina“. H. Brown (et.al), Las reformas electorales en Panamá: Claves de desarrollo humano para la toma de decisiones. Panamá: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, pp. 317-352.
Rodrigues, M. y Brenton, S. (2010). The age of Independence? Independents in Australian parliaments. Australia: Parliament of Australia.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s